Communication

A new method based on electronic devices reveals an unprecedented insight into the life of fish

  • Investigadores del Grupo de Ecología de Peces del IMEDEA (CSIC-UIB) han demostrado la eficacia de un nuevo sistema de telemetría acústica de alta resolución que permite obtener simultáneamente la ubicación de cientos de peces en ambientes costeros

  • Estos nuevos datos ofrecen una visión sin precedentes de las poblaciones de peces y permiten acercarnos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de vida bajo el mar

 

 

 

 

Esporles, 25 de febrero de 2021. En la actualidad, existen tecnologías similares al GPS que permiten conocer la ubicación y el rastreo de animales basadas en dispositivos electrónicos (tracking). Esta tecnología permite obtener información detallada de las interacciones sociales en su ambiente natural. En ecosistemas acuáticos, la tecnología más utilizada es la telemetría acústica, la cual permite estudiar el comportamiento y movimiento de los peces, mediante un sistema de señales acústicas emitidas por transmisores implantados en los animales que son detectadas por una red de receptores o antenas localizadas en el fondo del mar que nos permite conocer su ubicación.

 

 

Recientemente, esta tecnología ha sufrido un importante avance, mejorando la exactitud del posicionamiento de los individuos mediante algoritmos de triangulación similares al utilizado en smartphones y permitiendo la monitorización simultánea de un mayor número de individuos.  El objetivo principal de este grupo de investigación era diseñar y probar por primera vez este nuevo sistema de telemetría acústica de alta resolución en una población de peces marinos. Para ello, se adaptó al sistema marino el sistema de seguimiento de alta resolución JSATS (Juvenile Salmon Acoustic Telemetry System), el cual está compuesto por microtransmisores acústicos y una red de receptores que permiten conocer la ubicación de los peces marcados. “Este nuevo sistema genera datos de posición de manera muy precisa y frecuente (cada pocos segundos) en cientos de peces que permiten evaluar de manera detallada las interacciones sociales, uso del hábitat o el efecto de variables ambientales como el ruido o las corrientes”, declara el Dr. Eneko Aspillaga, primer autor del trabajo.

 

 

El grupo de investigación, llevó a cabo las pruebas experimentales del sistema en la Reserva Marina de la Bahía de Palma, perteneciente a la red  Área Marinas Protegidas de la Direcció General de Pesca i Medi Marí del Govern Balear. Concretamente, el estudio se llevó a cabo en una zona arenosa cerca de la costa que se caracterizaba por su pequeño tamaño y por poseer una densa población de Xyrichtys novacula, comúnmente conocido como raor. Esta especie habita en fondos arenosos poco profundos en áreas templadas y representa ser un modelo de estudio muy representativo para entender el papel del comportamiento en especies de peces costeras a nivel global. Además, se trata de una especie muy apreciada por los pescadores recreativos de las islas Baleares.

 

 

En una primera parte de la experimentación se evaluó el rendimiento del sistema. Para ello, se realizaron pruebas de rango para determinar la probabilidad de detectar las señales emitidas por los transmisores según la distancia entre éstos y los receptores. Asimismo, se realizaron simulaciones en ordenador para averiguar el diseño de la red de receptores más eficaz posible para el área de estudio, ya que uno de los requerimientos para el correcto posicionamiento mediante triangulación es que cada señal emitida debe ser detectada por al menos tres receptores o antenas de la red. Igualmente, se ha verificado que las características físicas de la columna de agua, como la variación de la termoclina, influyen en el rendimiento general del sistema. “Esta fase experimental fue fundamental para entender el funcionamiento del sistema, determinar su potencial y evaluar el efecto de variables ambientales como la temperatura”, declara el Dr. Aspillaga.

 

 

Tras la fase de experimentación, se desplegó la red de receptores definitiva en el área de estudio y se analizó su eficiencia para monitorizar los movimientos de peces de estudio en libertad . Para este fin, se realizaron una serie de pruebas de posicionamiento y se marcó una parte importante de la la población de peces. El nuevo sistema ha generado en unos pocos meses 42.5 millones de ubicaciones  de entorno a 250 individuos de raor en su medio natural. “El nuevo sistema ha generado la visión más detallada y completa que tenemos hasta el día de hoy de una población de peces costeros” declara el Dr. Josep Alós, investigador principal del proyecto. “Estos nuevos datos van ayudar a entender cómo funcionan las sociedades de animales en general, permitiendo mejorar nuestro entendimiento del papel del comportamiento para una pesca sostenible, entender el efecto del calentamiento de los océanos o entender cómo se transmite una enfermedad en una sociedad animal”, declara el Dr. Alós. Este nuevo experimento posiciona al grupo de investigadores en una posición de liderazgo a nivel global en el ámbito del estudio del movimiento animal. Además identifica la  Reserva Marina de la Bahía de Palma como un laboratorio pionero en conservación de los recursos marinos.

 

 

Este estudio es el primero en analizar los sistemas de telemetría de alta frecuencia en mar abierto para un gran número de peces, permitiendo seguir el movimiento de peces pequeños y sus posiciones con una elevada precisión y en cuestión segundos. No obstante, los autores proponen que el sistema JSATS no es útil para estudiar especies migratorias o con un gran área de distribución, debido a restricciones en su gama acústica, pero sí para otras especies con un rango de movimiento más restringido incluyendo especies de pequeño tamaño que no han sido estudiadas con anterioridad.

 

 

Este estudio ha sido recientemente publicado en la prestigiosa revista internacional Animal Biotelemetry. Este trabajo se encuadra  dentro de la línea de investigación que lleva desarrollando el Grupo de Ecología de Peces en los últimos 10 años por le cual se propone el uso de dispositivos electrónicos como método de generación masiva de información científica de calidad para proteger los océanos en sintonía con el Objetivo de Desarrollo sostenible de vida bajo el mar y la Agenda 2030. Este estudio ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España a través de los proyecto CLOCKS y JSATS, por el Ministerio Alemán de Educación y Ciencia del Gobierno Alemán a través del proyecto 033W024A, y por el Govern Balear, a través de una ayuda postdoctoral Margalida Comas de la Vicepresidència i Conselleria d'Innovació, Recerca i Turisme.

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

Más información: